Cáncer de cabeza y cuello: por qué es importante detectarlo a tiempo Nota Principal

Unos 6 mil nuevos casos de cáncer de cabeza y cuello son detectados en Argentina cada año. Estos tumores presentan una alta tasa de curación si son tratados a tiempo. Sin embargo, el desconocimiento tanto de los pacientes como de parte de la comunidad médica hace que se demore más de seis meses en diagnosticarlo.

Por María Belén Gutiérrez Sieiro (@belengsieiro)

La enfermedad, que es más frecuente en varones que en mujeres, se origina en la vía aérea digestiva superior, e involucra las fosas nasales, la boca, la faringe, laringe, glándulas salivales, senos paranasales y las glándulas tiroides y paratiroides. Del total de diagnósticos de cáncer de cabeza y cuello, 4 de cada 10 corresponden a la boca, 33% se sitúan en la laringe y el 23% restante en la faringe.

Los síntomas son úlceras en la boca o en lengua, dificultad para tragar, disfonía, sangrado de encías o bultos en el cuello por lo que si la persona detecta algunos de estas manifestaciones por más de 10 días, es muy importante acudir a un profesional.

“Aunque es un cáncer que puede detectarse fácilmente, lamentablemente en dos tercios de los pacientes se llega a la consulta tardíamente y los recibimos en estadios avanzados de la enfermedad”, aseguró el Dr. Raúl Giglio, médico oncólogo, Jefe de Oncología de la Unidad Funcional de Tumores de Cabeza y Cuello del Instituto de Oncología Ángel Roffo-UBA.

Según el profesional, el principal problema es que la gente minimiza los síntomas porque desconoce la enfermedad o porque no puede acceder a centros especializados.

“La mayoría de estos tumores se puede diagnostica con sólo abrir la boca”, sentenció el Dr. Giglio.

Pero también, reconoció, que la demora está en el primer médico que lo atiende que piensa que el síntoma que presenta el paciente corresponde a otra enfermedad. Y por último, una vez hecho el diagnóstico, está la demora hospitalaria. “No todos los centros tienen la infraestructura adecuada para el tratamiento y todos esos tiempos de demora significan unos 6-9 meses. Es mucho tiempo”, resaltó.

 

Factores de riesgo del cáncer de cabeza y cuello

La ingesta de medio litro o un litro de alcohol por día, y fumar más de un atado por día son condiciones que incrementan 40 veces la posibilidad de desarrollar cáncer de cabeza y cuello. Otro factor de riesgo es el virus de papiloma humano (HPV).

“Es importante que la gente sepa que si el tumor es pequeño la posibilidad de curación ronda el 80 por ciento. En cambio, si el tumor es grande, la curación baja al 30-40%. La extensión tumoral va a determinar el tratamiento”, explicó el oncólogo.

La cirugía, la radioterapia y la quimioterapia son los tratamientos que se utilizan hoy en día y la elección de cada uno dependerá del tamaño del tumor. Para los estadios más avanzados existen alternativas innovadoras que han demostrado excelentes resultados en ralentizar el avance de la enfermedad.

“El cáncer tiene una impronta de que es una patología que no se cura, pero afortunadamente en el cáncer de cabeza y cuello -detectado a tiempo- las tasas de curación son altas”, subrayó Marta Artigas, Presidente y Fundadora de la Fundación Atención Comunitaria Integral del Paciente Oncológico (ACIAPO). Y resaltó: “Se necesita mucha contención para afrontar esta enfermedad y las personas tienen que poder identificar los síntomas para avanzar con una consulta”.

Please follow and like us:
50

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartí esta nota