Photo by Chen Hu on Unsplash Salud

Según un estudio de la OMS, quienes reciban leche materna tienen menos probabilidades de desarrollar obesidad que aquellos que son alimentados con leche en polvo.

Siempre se dijo que la leche materna es la mejor alternativa para los recién nacidos y ahora la Organización Mundial de la Salud lo confirmó. A través de un estudio que fue difundido este martes, reveló que los bebés amamantados tienen menos riesgo de volverse obesos que aquellos que fueron alimentados con leche en polvo.

 

Te puede interesar:

Cómo actuar ante una emergencia para salvar vidas

¿Cómo se usa un desfibrilador?

 

“Los niños que nunca fueron amamantados tiene 22% más de posibilidades de ser obesos” con respecto a aquellos alimentados con leche materna durante seis meses o más, informó la institución en base al análisis de un muestrario de 30.000 chicos de entre 6 y 9 años.

El estudio, coordinado por el Instituto Nacional de Salud Ricardo Jorge (INSA), de Portugal, establece un vínculo entre la duración del amamantamiento y su carácter protector contra la obesidad, ya que los niños amamantados menos de 6 meses tienen 12% más riesgo de ser obesos a la edad de 6 a 9 años que aquellos que fueron amamantados más tiempo.

Esta diferencia estadística, establecida sobre la media de 16 países europeos analizados, se ve de manera clara en algunos lugares pero no en todos, subrayan los autores.

Please follow and like us:
50

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartí esta nota